12 dic. 2008

Carcel de Carabanchel (Febrero'07) 1/3

Una vez, unos compañeros me contaron cuando se colaron en la antigua cárcel de Carabanchel, y... cuando me indicaron su intención de volver a ir, fue cuando me apunté con ellos. Cogimos nuestras cámaras y… para adentro.

Tenía yo mi “inquietud” (llamémosle… no sé, miedo!!??) por colarnos en un sitio así. Saltamos las vallas, cruzamos por un agujero que había en el alambre de espino… caminamos por un gran camino rodeado de altos muros pasando por las torres de vigilancia… al verlo, me recorría por el cuerpo un pequeño hormigueo.

Pensabas… ¿¿Quién estará allí?? Lleva muchos años cerrado. Estará lleno de vagabundos, yonkis… ¿¿Te harán algo?? (amos, todo ese tipo de preguntas que te entran ante ciertas situaciones) Y… de repente nos cruzamos con unos. Cual fue mi sorpresa, que resultaron ser amables, nos indicaron como se llegaba a cada una de las galerías. Jejeje

Una vez dentro, veías como estaba todo lleno de pintadas, cristales rotos por todos lados… la verdad que impresionaba. Pero… lo que más me impactó, fue cuando crucé una puerta y… encontrarme de repente en el pasillo exterior donde se ubican las celdas. Fue en ese momento cuando dejé mis cosas y pensé… “Estoy dentro de una película” no me puedo creer que esté aquí. Me impresionó bastante.

Estuve recorriendo diversas celdas… y la verdad que te daba por pensar, ver cómo vivían, como podía ser un día para esas personas. Veías anotaciones en las pareces, marcas por cada día que pasabas encerrado, porque sino… perdías la noción del tiempo y no sabes ni en qué día vives.
Recorrías las galerías, las zonas comunes, las aulas donde daban clases (eso también me sorprendió porque parecía que era una guardería, enseñando el “a – e – i – o – u”. Me chocó bastante.


Pasado un tiempo, me he quedado con las ganas de volver a ir allí (con más tiempo) y poder realizar un pequeño reportaje, intentando analizar más detalladamente cómo podía haber sido la vida diaria en la cárcel, la angustia que se debe de pasar cuando estás entre barrotes (quitando el que estés allí con motivos o sin ellos).

1 comentario:

Marta dijo...

Muy guay Raquel...cuando hablaste de ello en el blog de JIm me pareció muy interesante...al ver las fotos de nuevo...fff esq da miedin...la más impresionante la de las celdas...yo me acojonaría mucho estando ahi jajaja no se si tendría webs de visitarla...digna de una peli de miedo...tal y como esta ahora...pero me encantaría ver el reportaje ese que quieres hacer...buscate unos buenos acompañantes y ale a hacer fotos de todo...!!

beso